Ante La Crisis Económica

25.07.2012 00:49

La crisis económica que venía desde lejos desarrollando su espiral de miedo, algunos la veían a través del cristal atenuado de los medios noticiosos, como algo que pasaba en algún rincón del mundo, pero que no podía afectarnos.

Sin embargo, en esta economía globalizada, podría esgrimirse el efecto mariposa- a saber: “El aleteo de una mariposa, puede sentirse al otro lado del mundo.” - Por lo tanto solo era cuestión de tiempo el que las llamas llegaran a nuestra porción del bosque.

La economía de nuestro país, que ha mantenido un crecimiento sostenido, en gran medida por el activo de las remesas, que con sentido de solidaridad e identificación patria han mantenido los hijos que en búsqueda de horizontes más favorables han emigrado a otras tierras, pero que han mantenido el cordón umbilical firmemente asentado en la rivera del país.

Ese es el caso de algunos pueblos del interior del país que ven amenazados su ritmo de vida. La incertidumbre, [se] enseñorea tocando la puerta principal de la entrada económica[y], en algunos casos, [el] únicos ingresos de supervivencia [desaparece].

Esta se ve agravada por la situación que atraviesan los generadores de esas divisas que, aparte de estar golpeados de forma directa por la crisis, están fuera del país, como parias y en situación no ya solo de necesidad, sino de crisis agobiante.

El caso de los dominicanos en España nos mueve a preocupación. Muchos queriendo regresar y sin tener los medios. Abandonados a su suerte y sin la esperanza de un cambio de viento favorable en un futuro cercano.

Somos Patria entiende que el próximo gobierno debe abocarse en ir en auxilio de esos compatriotas que quieren regresar y que no tienen los medios.

Y de los que si pueden, brindarles las oportunidades de un regreso digno estableciendo tarifas de aranceles reducidas y temporales para aquella pertenencias de quien retorna y que han logrado reunir, fruto de sus trabajos y con el sentido de reconocer los aportes a la dominicanidad en sus años productivos.

Es el momento en que las palabras bonitas de los discursos, deben dar paso a las acciones valederas y verdadera.

Porque la patria, mucho más allá del territorio geográfico es la suma total de los dominicanos, donde quiera que estemos y será en mayor medida del que lleve su condición con mayor cota de dignidad y orgullo.

Ayudemos a los dominicanos que en España [y] en estos momentos necesitan saber que pertenecen a un país que se preocupa por ellos y que donde quiera que esté un dominicano, sus sufrimientos son nuestros, así como sus momento de gozo, sus triunfos y alegrías abrazados orgullosos al sentimiento sublime de DIOS, PATRIA Y LIBERTAD